BLOGBLOGDistribuciónTurismo

Tiendas de Aeropuertos – Barajas y El Prat

Con una caída del 5% en el volumen de pasajeros en 2012, en un entorno de moderación en las subidas de las tasas aéreas y ante la necesidad de bonificar nuevas rutas aéreas para incrementar el tráfico de pasajeros, AENA (Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea, entidad pública empresarial responsable de la gestión de sus aeropuertos)  ha puesto su punto de mira en los duty free de sus principales aeropuertos como Barajas, El Prat, Palma de Mallorca, Málaga o Tenerife, para incrementar sus ingresos.

De enero a septiembre de 2013, el conjunto de los aeropuertos españoles ha gestionado un total de 146,5 millones de pasajeros, lo que supone una caída del 4,9% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior y una pérdida neta de 7,5 millones de pasajeros (Expansión).

Si valoramos individualmente los volúmenes de tráfico de pasajeros  de enero a septiembre de 2013 de los principales aeropuertos españoles, veremos que su comportamiento ha sido muy dispar:

  1. El aeropuerto de Barajas (Madrid), con 30 millones de pasajeros, ha experimentado una bajada del 14% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. Barajas está atravesando una profunda crisis con caídas continuadas en el volumen de pasajeros que suponen una pérdida acumulada en los dos últimos años del 21%.
  2. El aeropuerto de El Prat (Barcelona), con  27,4 millones de pasajeros, se ha mantenido relativamente estable, gracias al turismo internacional, con un ligero descenso del 0,8%.
  3. El aeropuerto de Palma de Mallorca (Islas Baleares), con 19,2 millones de pasajeros, se sitúa en tercera posición, y también se ha mantenido estable (+0,3%).
  4. Le siguen los aeropuertos de Málaga, Alicante y Gran Canaria, con 10,3 millones, 7,6 millones y 6,9 millones de pasajeros respectivamente. Málaga ha crecido moderadamente un 1,3%, Alicante un 7,8% , pero Gran canaria ha bajado un 5%.

Sin embargo, si nos centramos únicamente en el tráfico internacional, éste ha experimentado un crecimiento del 2,5% de enero a septiembre del año en curso, lo que confirma la debilidad de la demanda interna. Además, el tráfico internacional representa más del 70% del volumen total de pasajeros de los aeropuertos españoles, siendo los europeos los que detentan la mayor cuota de participación, en torno al  75% del total de pasajeros internacionales.

Respecto a los perfiles de los viajeros que pasan por Barajas y El Prat hay claras diferencias: por el aeropuerto de Madrid pasan mayormente viajeros varones españoles, mientras que por El Prat lo hacen extranjeros en su mayoría, y en ambos casos, la edad media oscila en torno a los 38 años de edad y viajan por ocio.

Barajas es un aeropuerto con un elevado índice de conexiones, mientras que el aeropuerto de Barcelona tienen uno de los peores ratios de conectividad de Europa; sólo el 4,6% de sus pasajeros utilizan el aeropuerto de El Prat como punto de enlace a otro destino, mientras que en Barajas lo hacen un 34% de sus pasajeros.

AEROPUERTO DE BARAJAS-MADRID, en situación crítica

Como apuntábamos arriba, el aeropuerto de Madrid no termina de salir de la unidad de cuidados intensivos, y las medidas de Aena junto con los problemas de Iberia no consiguen enderezar su precaria situación actual.

Según Eurostat, Barajas fue el segundo aeropuerto de la Unión Europea que más pasajeros perdió en 2012 (-8,9 %), sólo por detrás del de Atenas (-10,2%), si bien se mantuvo entre los de mayor tránsito. Esta tendencia “a la baja”  parece haberse instalado en el 2013 en el aeropuerto de Madrid.

En un verano turísticamente bueno, Barajas ha perdido en agosto un 10,8% de sus vuelos, la mayor caída de tráfico aéreo de los principales aeropuertos europeos, como anunciaba recientemente la Agencia Europa para la Seguridad Aérea. Esto ha supuesto un descenso en el tráfico de pasajeros del 11,7% con respecto a agosto de 2012. Por decirlo de una forma más clara, en agosto de 2013 Barajas recibió 3,8 millones de pasajeros, el mismo volumen que en agosto de hace nueve años, y por primera en la historia vez fue superado en más de 100.000 pasajeros por El Prat de Barcelona.

Las razones que explican esta debacle se deben fundamentalmente a la subida de sus tasas aeroportuarias, a la debilidad de la demanda doméstica y a la reducción de vuelos de Iberia, pero también a una precaria gestión interna. Barajas tiene una mayor exposición al tráfico doméstico que El Prat u otros aeropuertos europeos, y la crisis le ha afectado de forma relevante, especialmente al segmento de viajeros de negocios. Además, sus tasas se incrementaron significativamente en 2012, situándose un 15% por encima del aeropuerto catalán. El Prat por su parte ha sufrido la competencia del tren de alta velocidad que ahora conecta Madrid con la ciudad condal.

El gran problema es que estos desalentadores resultados están teniendo una repercusión directa en la economía de Madrid, donde el número de turistas viene experimentando importantes caídas en lo que va de año. En agosto, Madrid experimentó una caída interanual en el volumen de turistas del 22,2%, en julio fue del 10,7%, en junio del 12%, y en Mayo del 8,6%.

En un intento por reactivar el aeropuerto, AENA ha decidido acometer una importante remodelación de Barajas,  cuyo eje central se apoya en la ampliación y reestructuración de sus espacios comerciales “duty free” de las cuatro terminales del aeropuerto, y cuya superficie total pasará de 32.200 m2 a 42.000 m2, aumentando el número de tiendas de 132 a 157. Con respecto a la Terminal 4, la joya de la corona de Barajas, una vez completada la remodelación prevista, su superficie comercial pasará de los actuales 19.000 m2 a algo más de 25.000 m2.

Aeropuerto Barajas_Nueva T4 (1)

En la actualidad, la oferta comercial de Barajas dista mucho de las propuestas por otros aeropuertos internacionales, como son Heathrow, Dubai o Incheon, que no sólo superan al aeropuerto madrileño en diversidad, calidad y posicionamiento de marcas sino también en volumen de ventas. Así, el objetivo de todos estos cambios sería maximizar el potencial de ventas del aeropuerto y mejorar el posicionamiento de su actual oferta con la incorporación de marcas de lujo en lo que se llamará el Mad Fashion Hub.

Como ya se publicó en diciembre de 2012, World Duty Free Group (antigua Aldeasa), sociedad controlada por el grupo italiano Autogrill (grupo Benetton), ganó el concurso de licitación de tres paquetes comerciales para la gestión de unas 80 tiendas libres de impuestos en 26 aeropuertos españoles hasta el 2020. Según el acuerdo alcanzado, WDFG pagará una renta variable en torno al 37%, es decir, 37€ por cada 100€ facturados (anteriormente pagaba 27€).

World Duty Free Group anunció una inversión de 12 millones de euros en la remodelación de los locales actuales, de los cuales, 6 millones irían destinados al edificio satélite la terminal T4 (T4S); el resto de la inversión, unos 10 millones de euros, correrán a cargo de Aena, y se destinarán a la reforma de los espacios comunes y al nuevo mobiliario.

Recientemente Aena ha sacado a concurso nuevos locales, destinados al segmento del lujo. La nueva licitación supone la incorporación a la T4 de cinco nuevas marcas: Burberry, Hugo Boss, Max Mara, Longchamp y Uterqüe, cuyos locales se entregarán a principios del 2014 y  operarán hasta finales del 2020, según anunciaba Efe.

Dentro de la misma línea de negocio, en la T4 el operador catalán Tascón gestionará una tienda de calzado multimarca en un local de 80 m2, y Swatch Group España se ha adjudicado la operativa de dos tiendas, en la T4 y la T4S respectivamente, con una superficie conjunta de más de 285 m2.

Por su parte, Aelis Retail España SA gestionará dos locales multimarca de lujo en las terminales T1 y T2, en una superficie de más de 1.000 metros cuadrados, en los que ofrecerá 24 marcas de reconocido prestigio en los segmentos de moda, calzado, accesorios, y relojería, entre otros artículos.

Aena ha licitado también la gestión de otros cuatro locales monomarca de lujo en una superficie de unos 90 m2 y, en próximas fechas, también sacará a concurso una tienda multimarca de moda lujo de 160 m2, y dos tiendas de bisutería de gama alta entre la T4 y la T4S (edificio satélite). Asimismo, está prevista la incorporación de un Spa de 150 m2 en la T4S, si bien aún no se han confirmado.

El grupo Inditex también estará presente en la T4 con tres tiendas: Zara, Massimo Dutti y Uterqüe. Zara ya estaba presenta, mientras que las otras dos marcas se incorporan a la nueva área comercial de la terminal; Zara ocupará el local más grande de la T4, que tendrá una superficie de 659 m2. El acuerdo de alquiler supone el pago de una renta base anual de 2.400 euros por metro cuadrado, y una renta variable del 23% sobre la facturación.

El Aeropuerto dispondrá de pequeñas tiendas “pop up”, en las zonas comunes de las principales áreas comerciales. El alquiler de estos será por periodos más cortos de los habituales y permitirá una renovación permanente de la oferta comercial del aeropuerto.

En la actualidad, la perfumería y cosmética representan la categoría líder en ventas, con un 35% de la facturación total de las tiendas duty free. Le sigue el tabaco y las bebidas alcohólicas, que representan el 28% (el 15% y el 13% respectivamente). Según World Duty Free, se venden más de 100,000 perfumes a la semana, un frasco de Chanel cada 5 minutos y un pintalabios cada 30 segundos.

AEROPUERTO DEL PRAT-BARCELONA, en progresión positiva

El aeropuerto de Barcelona también experimentará cambios en sus espacios de tiendas, pero por razones muy distintas al caso de Barajas. Apenas unos pocos años después de las obras de remodelación del aeropuerto, la terminal T1 se ha quedado pequeña.

La zona comercial duty free de la T1 del aeropuerto del Prat en Barcelona, conocida como el Sky Centre, está en plena fase de ampliación y reestructuración, y pasará de 1.970 m2 a 3.900 m2. Los trabajos de remodelación finalizarán a comienzos del 2014 y tendrán un coste de 6,3 millones de euros.

En 2012, el conjunto de tiendas de la T1 alcanzó unas ventas de 66 millones de euros, cantidad que está previsto se duplique en 2015, alcanzando los 115 millones de euros. La ampliación también contempla una reorganización interna de las tiendas y destinar un espacio de 800 m2 exclusivamente a marcas de lujo, como Loewe, Burberry, Rolex o Dior con las que el gestor aeroportuario estaría en conversaciones.

Con estas ampliaciones AENA verá duplicar sus ingresos derivados de los cánones cobrados a las marcas allí instaladas, pasando de 47 millones en 2011 a 62,5 millones de euros previstos para el 2014.

MAYORES INGRESOS PARA AENA 

Sin considerar los ingresos procedentes de las tasas aeroportuarias, en lo que se refiere exclusivamente a “ingresos comerciales” (tiendas duty free, alquiler de vehículos, aparcamientos, restauración, publicidad, otras tiendas), Aena espera que sus “ingresos comerciales” se eleven a más de 780 millones anuales desde los 679 millones alcanzados en 2012. El objetivo marcado a partir de 2016 es superar la barrera de los 1.000 millones de euros y que la partida comercial constituya el 30% de la facturación total.

Barajas y El Prat conjuntamente representan casi la mitad de los “ingresos comerciales” totales de Aena; Barajas contribuye con un 26,4% y el Prat, con un 20%. Dentro de la partida comercial, las tiendas duty free, que representan el 18,2% del total de sus ingresos comerciales, se sitúan a la cabeza por delante de los demás conceptos.

Estos nuevos acuerdos suponen para AENA un aumento significativo de los ingresos procedentes de las concesiones de las tiendas libres de impuestos. Si se mantienen las previsiones, la contribución de las tiendas “duty free” aumentaría un 50% y podría alcanzar los 300 millones de euros, 100 millones más de los actuales 200 millones de euros de recaudación. No es de extrañar, que ante las dificultades económicas en que se encuentra Aena, ésta haya decidido invertir en la mejora de su oferta comercial como motor para el aumento de sus ingresos.

La privatización de AENA

AENA tuvo en el 2012 unas pérdidas de  68,9 millones de euros, un 64% por encima de los 25 millones de pérdidas del 2011, fundamentalmente como consecuencia del expediente de regulación de empleo (ERE) aplicado el pasado ejercicio y que ha tenido un impacto negativo de 168 millones de euros en su cuenta de explotación.

A su vez, AENA aún soporta un importante déficit tarifario. Según publicaba hace unos días Cinco Días, este déficit, que hace dos años era de 850 millones de euros, se ha conseguido reducir a 250 millones, y el reto es dejarlo a cero en 2018.

El próximo año AENA tiene previsto la entrada de capital privado en su accionariado, dando paso a una privatización en torno al 50% – 60% del capital como paso previo a una posible salida a bolsa. La operación de privatización daría la entrada a un grupo reducido de 3 a 5 inversores estables con una cuota individual del 5% al 10%. En la fase posterior de salida a bolsa, se prevé que el capital enajenado  no supere el 60% del capital social de Aena.

(*) AENA, a través de su filial Aena Desarrollo Internacional, también gestiona sus participaciones en diversos aeropuertos internacionales en Estados Unidos, México, Colombia, Bolivia, Reino Unido y Suecia.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies