BLOGBLOGMarcas

Versace saca a la venta una participación minoritaria de sus acciones

La firma italiana de lujo Versace, está evaluando varias ofertas para la venta privada de una participación minoritaria de sus acciones. Según esta operación, el valor de la compañía se situaría en torno a los 1.000 millones de euros, y sería un paso previo a una posible salida a bolsa en el plazo de tres a cinco años.

Según informó WSJ, diversos candidatos estarían pujando por separado para la compra de una participación del 20% en el capital de la empresa, y entre ellos se encuentran el grupo Balckstone, el fondo de capital privado italiano Clessidr, y el Fondo Strategico Italiano (FSI), un fondo de inversión italiano que contaría con el apoyo de Qatar Holding LLC. Otros candidatos, como KKR, Fosun Internacional o L Capital al parecer también han valorado esta opción, pero finalmente han decidido no presentar una oferta .

El objetivo principal para la venta parte de sus acciones está la necesidad de recaudar fondos, en torno a unos 250 millones de euros, para financiar el crecimiento de la marca. Sin embargo, los actuales dueños de Versace, la Directora Creativa Donatella Versace, con una participación del 20%, su Presidente Santo Versace , con un 30%, y Allegra, la hija de Donatella, con el resto de las acciones, quieren mantener el control de la empresa. De este modo, el nuevo inversor tendría que asumir la  estrategia establecida por su actual presidente, Gian Gicacomo Ferraris, y no interferir en el proceso de diseño.

Los resultados de Versace han mejorado sginificativamente desde la llegada en 2009 de G.G. Ferraris, quien ha llevado a cabo una profunda reestructuración de la compañía recomprando las licencias otorgadas para recuperar el control de la marca, despidiendo cerca del 25% de la plantilla, relanzando la principal línea de Versace y aumentando el número de tiendas propias de 79 en 2009 a 117 en 2012. Como consecuencia, las ventas han crecido más de un 50 % durante dicho período. El pasado ejercicio, Versace tuvo un beneficio operativo de 45 millones de euros, sobre unas ventas de 409 millones de euros. G.G. Ferraris espera que las ventas continúen en progresión con tasas de crecimiento de dos dígitos durante los próximos años.

Versace tiene un posicionamiento nicho muy específico dentro del segmento de lujo, sobre la base de unos diseños llamativos, con prendas de moda ajustadas y sexys, y no muy atractivo para muchos potenciales clientes. Esta identidad de marca, si bien le permite diferenciarse claramente frente a sus competidores, también restringe el acceso de potenciales compradores y, por lo tanto, su distribución. Este es el caso de algunos grandes almacenes, que no cuentan con Versace para sus colecciones.

Por el contrario, el grueso de las ventas de Versace ha venido de la ropa y no de los accesorios, con márgenes mucho más altos, y como ocurre con la mayoría de las marcas de lujo. Su división de bolsos es aún incipiente, y tiene un gran potencial de crecimiento si se gestiona correctamente.

Desde la muerte del diseñador Gianni Versace, la familia ha estado involucrada en turbulentos problemas internos, que les ha llevado a errar muchas decisiones estratégicas y perder numerosas oportunidades de mercado, distanciándose de otras marcas italianas similares como Armani o Prada. Sin embargo, bajo la batuta de su nuevo directivo G.G. Ferraris parece ir recuperando su camino paso a paso.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies